Descremadoras

Mostrando los 7 resultados

Una descremadora es una máquina imprescindible para cualquier quesería y sala de transformado de productos lácteos. Gracias a este tipo de equipamiento industrial, se consigue tratar la leche para separar la crema de la parte entera. Así es como se obtienen la leche descremada y la nata.

¿Qué es y para qué sirve una descremadora?

Una descremadora de lácteos es una máquina centrífuga que fragmenta en dos partes la leche líquida entera. A través de un proceso conocido como clarificación, la sustancia tratada se libera de impurezas y de sustancias nocivas. Así, el sistema sirve para clarificar la leche líquida a diferentes temperaturas. El proceso es efectivo en frío y caliente, aunque su eficiencia es mayor según aumenta la temperatura del producto a clarificar.

Uso de la descremadora de lácteos

El uso más común para un equipo de centrifugación láctea es el de desnatar la leche durante la pasteurización. Se trata de un equipo de uso básico en las industrias que trabajan y transforman los productos lácteos. Durante el proceso de clarificación se consigue disgregar la grasa de la leche globular de la descremada. La temperatura idónea para la optimización del proceso se comprende entre los 45 °C y los 60 °C.

De este modo, alcanzar la temperatura adecuada garantiza la eficiencia del espumado y una viscosidad reducida de la crema. El sistema de descremado puede dar un porcentaje de materia grasa residual menor del 0,05 %.

¿Cómo funciona una máquina descremadora?

Una máquina descremadora utiliza la energía centrífuga para separar la crema de la leche. El proceso completo presenta unas fases de funcionamiento determinadas:

  • El equipo dispone de unos discos cónicos que giran en el interior del tambor de centrifugado y que sirven para mover la leche. Se alcanzan velocidades medias entre las 6000 y las 10.000 revoluciones por minuto.
  • Una vez que la leche se introduce en el tambor, la centrifugadora la mueve a través de las cavidades de los discos. Los glóbulos lácteos procedentes de la grasa de la leche se quedan aislados en el centro del contendor. La leche desnatada, menos densa, se queda en la parte superior.
  • Una vez finalizado el proceso de centrifugación, se extrae la crema del tambor.

Todas las descremadoras, tanto las manuales como las industriales, funcionan así. El sistema se completa, siempre, con las mismas fases.

qué es una descremadora

Características principales de una máquina descremadora

A la hora de adquirir un equipo para descremar leche es importante fijarse en sus características principales y ver si se ajustan a las necesidades particulares de la quesería. ¿En qué hay fijase?

  • Eficiencia: Una máquina para descremar debe ser funcional y efectiva. Cuanto mayor sea el porcentaje de disgregación de la crema mejor.
  • Funcionalidad y capacidad: Un equipo de descremado debe tratar un volumen óptimo de leche por hora. Hay muchas diferencias entre las máquinas manuales, las eléctricas y las híbridas.

Otros factores que intervienen en el proceso de descremado

Para optimizar la eficiencia y la funcionalidad de un equipo de descremado es conveniente valorar algunas cuestiones. Las principales son:

  • La temperatura: Para garantizar el buen espumado y la baja viscosidad de la crema a su salida, se debe trabajar entre los 45 °C y los 60 °C.
  • La cantidad de grasa presente en la leche: Una máquina para descremar la leche puede obtener, como máximo, un 40 % de materia grasa.
  • La calidad del producto: Para obtener un buen descremado las medidas de higiene y de tratamiento de la leche son muy importantes.

También se debe tener en cuenta que las máquinas que no disponen de tambor de autolimpiado necesitan limpiarse cada poco tiempo para eliminar la materia grasa sobrante y las sustancias indeseables.

¿Cómo es el proceso y qué tipos hay de descremado?

La leche desnatada que se comercializa debe contener un 1 % de materia grasa como máximo. Por este motivo, la máquina de descremado debe ser precisa para conseguir un buen producto final.

Método de descremado

Cualquier descremado puede desarrollarse de dos maneras, la natural y la mecánica. A continuación, se explica con más detalle.

  • Descremado espontáneo o natura: es aquel que se inicia de modo natural.
  • Descremado mecánico: para que este proceso se desarrolle, es necesaria la fuerza centrífuga. Así, se secuencian las partes que componen la leche.

El uso de máquinas tecnológicamente avanzadas facilita el trabajo con los lácteos. Por su parte, la mecanización ha permitido transformar los procesos naturales y obtener derivados de la leche, realmente, interesantes.

Ventajas del descremado de la leche

El proceso de descremado aporta a la leche unas propiedades que la convierten en una materia ideal para la industria láctea y las queserías. ¿Qué se consigue con una descremadora?

  • Aumentar la viscosidad.
  • Mejorar el sabor y la textura.
  • Conseguir un color más blanco.
  • Mejorar la estabilidad de los fermentados.
  • Favorecer la digestibilidad.

También se deben tener en cuenta algunas cuestiones no tan ventajosas. Por ejemplo, el descremado confiere a los productos lácteos una menor estabilidad frente al calor.

¿Qué tipo de descremadora es el ideal para una quesería?

Una descremadora para quesos puede ser de diferente tipología. Por eso, cuando se va a adquirir un equipo de centrifugado para lácteos es importante elegir el que mejor se adapte a las características y necesidades de la quesería y de los productos a elaborar. Estos son los tipos de máquinas para descremar que se pueden encontrar en el mercado:

  • Centrifugadora de lácteos semi-abierta: Este tipo de descremadora tiene una capacidad más reducida. El método de centrifugado favorece el flujo lento de la leche y genera mucha espuma. Además, la crema obtenida presenta menos cantidad de grasa en crema.​
  • Centrifugadora de lácteos hermética: Este modelo tiene mayor capacidad que la anterior y cuenta con un sistema de baja alimentación que evita la acumulación de aire en el cono. Cuenta con un sistema de descarga automatizada de residuos. También se puede limpiar manualmente.

Se trata de una máquina indicada para tratar la crema de la leche pura y para purificar la descremada. El proceso no genera espuma y consigue un porcentaje del 70 % de grasa en la crema y un sedimento del 0.01 %.

Con todo, una descremadora para lácteos debe ser práctica, funcional y adaptarse a los estándares de calidad. Por ello, es importante que el equipo se adapte a las necesidades de la quesería para poder elaborar un buen producto.

0
    0
    Tu carrito
    Su carrito está vacioVolver a la tienda